La luz cada día es más cara. Es algo a lo que ya nos hemos acostumbrado y a los que muchos reaccionan con resignación. Sin embargo, aplicando unos sencillos trucos puedes luchar contra las abusivas subidas en la tarifa de la electricidad y no tener que pagar facturas súper elevadas cada mes. Y es que, aunque pueda parecer poco pagar unos euros extra cada mes, a final del año puede ser una cifra significativa.

Por este motivo, hemos recopilado una serie de sencillos trucos con los que podrás hacer la operación bikini a tu factura de la luz y conseguir que adelgace sin tener que renunciar prácticamente a nada. Porque no te vamos a proponer que apagues todo y no uses nada la luz, obviamente. Son consejos que no te afectarán en tu día a día pero te permitirán ahorrar cada mes.

Elegir bien la potencia

Lo primero que debes comprobar es la potencia que tienes contratada porque puede que sea superior a lo que necesitas. La potencia contratada es el máximo de electricidad que se puede consumir en un hogar a la vez. Suma la potencia de los aparatos que sueles utilizar a la vez y comprueba si te sobra potencia o no.

Revisar la tarifa

En este sentido debes saber que existen dos tipos de tarifas eléctricas: las reguladas por el Gobierno y las del mercado libre. En términos generales, las tarifas reguladas siempre son más baratas que las del mercado libre. Ten en cuenta también los horarios de máximo consumo en casa para saber si te interesa una tarifa con discriminación horaria o no.

Comparar precios

Existen multitud de empresas a la hora de contratar tarifas eléctricas y con precios que varían bastante entre ellos. Compara concienzudamente todos los que puedas para dar con el que mejor se adapte a tus necesidades. Puedes utilizar comparadores como Rastreator o Kelisto para ayudarte a encontrar los mejores resultados.

Stand-by, un enemigo

Aunque estén apagados, muchos electrodomésticos continúan haciendo el denominado como consumo fantasma. Este es el que realizan televisiones o cargadores telefónicos, que consumen electricidad simplemente por estar enchufados a la corriente. Desconectarlos de la corriente puede suponer un ahorro de un 10% mensual.

Usar electrodomésticos eficientes

Puede que nunca hayas prestado especial atención a la etiqueta energética de los electrodomésticos que utilices pero hacerlo es muy importante. Intenta que siempre sean de categoría A en adelante y así consumirán mucha menos energía. Además, si crees que algún aparato gasta más que antes, no dudes en recurrir a servicios de reparación de electrodomésticos en Jaén para comprobar si todo funciona correctamente.

Bombillas de bajo consumo

Las bombillas de bajo consumo son tu aliado. Y es que, con respecto a las bombillas normales pueden llegar a ahorrar hasta un 80% de energía. Aunque su coste inicial sea más alto que el de otras bombillas, a la larga conseguiremos ahorrar más y su vida útil es mucho mayor.

Además de estos trucos para ahorrar en tu gasto de electricidad, también es aconsejable seguir los consejos de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). De hecho, en este artículo ofrecen cinco consejos infalibles para ahorrar energía en nuestra vivienda. Lo que sumado a los trucos que hemos recopilado te permitirá ahorrar un buen pellizco al año.

Abrir chat
Powered by
Llamar Ahora
Localización