Cocinar es una actividad imprescindible para nuestro día a día. Existen millones de recetas para preparar cada ingrediente de una manera determinada que sea acorde a nuestros gustos y miles de utensilios para ello. Pero hoy no hablaremos de elaboraciones para triunfar o platos de estrella Michelin. Hoy nos vamos a centrar en un electrodoméstico imprescindible en todas las cocinas españolas y sin el que para muchos sería imposible sobrevivir en cocina: el horno.

Antes de profundizar sobre los hornos, debes saber que en Fajardo Robles ofrecemos nuestro servicio de reparación de todo tipo de electrodomésticos en Jaén y provincia. De manera que si tu horno o cualquier otro aparato de cocina se avería, no dudes en recurrir a nosotros para poner una solución al problema. Ahora sí, nos centramos en los hornos, lo que son en definición y los tipos que existen para nuestras cocinas.

¿Qué es un horno?

Prácticamente todo el mundo sabe lo que es un horno. Basta con que hayas hecho una pizza o preparado unas costillas de cerdo alguna vez. En definición, se trata del aparato que permite cocer cosas mediante una temperatura elevada. En el caso del que nosotros hablamos, se trata de alimentos, aunque su utilización también está extendida para ladrillos, materiales cerámicos y muchos otros productos.

Suele funcionar a través de electricidad o gas y se encuentra en prácticamente todas las cocinas. Si necesitas comprar uno, antes de continuar leyendo sobre los diferentes tipos que existen, deberías echar un vistazo a este artículo de la OCU. En él hablan sobre las marcas de electrodomésticos más fiables y duraderas.

Tipos de horno para nuestra cocina

Si enumerásemos todos los tipos de horno que existen para preparar alimentos no acabaríamos nunca: convencionales, hornos microondas, de vapor, de carbón, de leña, hornos para pastelerías, de gas… Sin embargo, nos centraremos en los más comunes, en los que resultan perfectos para instalar en nuestras cocinas.

Hornos convencionales

Estos hornos son los típicos de toda la vida. Los que pueden estar en casa de nuestros padres desde hace un par de décadas, por ejemplo. Se caracterizan por calentarse mediante resistencias, que suelen estar colocadas en las partes inferior y superior del interior del aparato. Su uso es muy extendido ya que suelen resultar bastante económicos. Aunque por otra parte el hecho de que sean tan económicos hace que sean bastante básicos y limitados en cuanto a opciones para cocinar.

Hornos multifunción

Los más modernos, la evolución natural del horno tradicional del que hablábamos antes. Se trata de el horno que más presencia tiene en las cocinas a día de hoy. Su tamaño suele ser mayor que el anterior pero ofrece más posibilidades y facilidad para el cocinado. Algunos de sus extra suelen ser la función ‘grill’, el sistema de convección y una gran de programas de cocción variados para adaptar las características del calentado a la receta que vayamos a elaborar.

Hornos microondas

Más pequeños y multiusos son los hornos microondas. Como su nombre indica, se trata de un electrodoméstico que combina las funciones de un microondas y de un horno convencional. Son bastante rápidos aunque la parte negativa tiene que ver con su función únicamente como horno, que no suele ser tan potente y efectiva como con el resto de tipos. Eso sí, en su funcionamiento combinado ofrece buenos resultados y un ahorro de tiempo considerable.

Hornos con vapor

Otra posibilidad, sobre todo para los que busquen una cocina más saludable, son los hornos que pueden cocer mediante el vapor. Muchos de estos electrodomésticos ofrecen las funciones de horno convencional y, a la vez, cocción a vapor. Hasta ahora este tipo de hornos se suelen encontrar en cocinas profesionales pero cada vez cuenta con mayor presencia en los hogares.

Abrir chat
Powered by
Llamar Ahora
Localización