Servicio de Reparación de Hornos en Jaén y provincia

servicio técnico oficial
contactar

¿Problemas con tu horno?

Los hornos, son de los electrodomésticos que más duran. Su vida útil dependerá del uso y mantenimiento que hagamos del mismo.  Es habitual que se presenten pequeños fallos que no impidan del todo su uso,  como rotura de los mandos del programador o la luz interior.  Contacta con nosotros y te solucionaremos el problema.

También suministramos piezas como las bandejas, u otros componentes que se suelen deteriorar.

¿Cuáles son las averías más comunes de los hornos?

El horno no enciende

Es una avería frecuente que cuando se presenta muchos usuarios optan por cambiar directamente su horno por uno nuevo. En realidad el problema de que el horno no encienda puede venir motivado por un fallo simple que se puede solventar cambiando el conmutador. Póngase en contacto con nosotros y comprobaremos si tiene solución.

El horno no se calienta lo suficiente.

Otro de los fallos más comunes es que el horno no caliente a la temperatura correcta. Diagnosticar las causas de esta avería es complicado, ya que requerimos de un polímetro para comprobar que no se trata de la interrupción del suministro eléctrico de alguna resistencia, un fallo en un termostato o de cualquier otro elemento. Nuestro consejo es que antes de decidirte por cambiar de horno contactes con nosotros para que diagnostiquemos la causa de la avería.

El horno hace saltar los plomos. 

Es un problema frecuente que viene dado por lo general cuando los hornos son nuevos o llevan mucho tiempo en desuso. La causa más frecuente es la acumulación de humedad en el interior. Eliminar la humedad del horno es relativamente sencillo pero requiere de conocimiento de electricidad. Si tienes suficiente potencia eléctrica contratada no dudes en llamarnos. Echaremos un vistazo a la avería de tu horno que hace saltar el diferencial.

Reparación de hornos de gas.

Si tienes un horno de gas es muy probable que prefieras repararlo a comprar uno nuevo. Se trata de hornos con una larga vida útil que, no obstante, pueden presentar averías que deben ser atajadas. Puede haber acumulación de carbonilla que impida que la llama piloto no encienda, que los quemadores no funcionen correctamente o puede haber una pequeña fuga que deba ser reparada. Sea cual sea el caso llámanos. Diagnosticaremos la avería y te recomendaremos la mejor opción.

Consejos para el mantenimiento del horno

  • Limpieza interior: Es recomendable limpiar horno tras cada uso. Además, es necesario limpiar el interior del horno a fondo al menos una vez al año. Limpia inicialmente con papel absorvente, posteriormente usa un limpiador especializado y esponja o estropajo. Ten en cuenta que los limpiadores suelen ser abrasivos así que no olvides usar guantes. Evita limpiar el ventilador cuando sigas este método. Cuando hayas acabado, coloca un recipiente para el horno lleno de agua con un limón cortado en rodajas. Metelo a 90º durante 1 hora para eliminar los aromas de los productos.
  • Elimina la grasa acumulada: En ocasiones se acumula grasa entre las distintas capas de vidrio que componen la compuerta del horno. Para limpiar estas capas es necesario retirarlas una a una eliminando los tornillos interiores que las sujetan. Es MUY importante que tras limpiarlas las volvamos a colocar en su orden correcto y los tornillos queden bien apretados. Una mala colocación podría hacer que el horno estalle por un mal acople del cristal térmico.
  • Pirólisis: Usa la función pirolítica de tu horno si la lleva incorporada. Es la manera más higiénica y eficaz de mantener el horno en buen estado.
  • Limpieza del ventilador: Limpiar el ventilador del horno requiere desmontar las puertas, interruptores, placas de control y soplador. Te recomendamos que si no tienes experiencia en mantenimiento de este tipo de electrodomésticos no lo hagas por tu cuenta.