Muchas personas en todo el mundo deciden recurrir a los contratos de alquiler para poder tener una vivienda en vez de verse obligados a adquirirla como propietarios, con el desembolso económico que esto conlleva. Sin embargo, a la hora de alquilar no es todo sencillo y hay ciertos aspectos que debemos tener en cuenta tanto si somos el inquilino como el casero. La solvencia, la fiabilidad, el estado de la vivienda… No podemos descuidar nada antes de firmar el contrato de alquiler.

Uno de los aspectos que deberemos aclarar será lo que sucede en caso de que algún electrodoméstico de la vivienda se rompa. Y es que, cuando suceda esto nos vendrá una pregunta a la cabeza: ¿quién tiene que reparar el aparato? Lo primero que debes saber es que nosotros nos encargamos de reparaciones para cualquier tipo de electrodomésticos en Jaén. Pero dependiendo de la avería de la que se trate, tendrá que correr a cargo del propietario o del inquilino.

¿Tengo que reparar los electrodomésticos?

Lo primero que debemos tener claro es que lo más importante en este punto es el contrato. Nuestro consejo es que nunca firmes papeles que puedan perjudicarte en un futuro porque el contrato manda. En este sentido, suele establecerse que el propietario se encarga de los pagos fijos como el IBI, la comunidad o el seguro de la casa y mantenimientos. Mientras que el inquilino pagará todo lo que se pueda medir de forma individual: luz, agua, gas, teléfono, internet…

Sin embargo… ¿Qué pasa con los electrodomésticos? Depende. Por norma general las averías de este tipo de aparatos eléctricos deben correr a cargo del propietario. Pero si el artículo deja de funcionar correctamente por una mala utilización por parte del inquilino, será este el que deba encargarse de hacer frente a los gastos de reparación.

¿Quién paga cada cosa?

El casero

En la mayoría de los casos el casero deberá encargarse de la mayor parte de las averías. De este modo, si la lavadora, la caldera o el frigorífico deja de funcionar, deberá asegurarse de ofrecer una solución. La única manera de librarse de ello será demostrar que la culpa de la avería ha sido un mal uso del electrodoméstico.

El inquilino

Por otra parte, los inquilinos tendrán que hacerse cargo de los daños que ellos o sus visitas realicen en la vivienda. Así como de los pequeños desperfectos que tengan que ver con el uso diario y cotidiano del piso o casa. Estos pueden ser cambiar una bombilla, desatascar un desagüe, arreglar la cisterna, entre muchos otros.

Si con estas aclaraciones todavía no tienes claro de lo que debes encargarte en caso de que seas casero o inquilino, no te preocupes. Puedes echar un vistazo a esta publicación de la Organización de Consumidores y Usuarios en la que intentan esclarecer todas las dudas que puedas tener al respecto. Nuestro consejo al respecto está claro, nada mejor que una buena relación con tu casero o inquilino para poder negociar sin peleas en caso de que surja algún inconveniente.

Abrir chat
Powered by
Llamar Ahora
Localización