Todos buscamos a la hora de comprar cualquier cosa que se trate de un producto de alta calidad que nos dure mucho tiempo. Sin embargo, hay veces que por defectos en la fabricación o por algún desperfecto originado en el transporte, dicho artículo no funciona como debería o presenta desperfectos. Por este motivo todos los consumidores disponen de una garantía legal, periodo en el que están protegidos ante cualquier desperfecto de este tipo para su reciente compra.

En Fajardo Robles somos servicio técnico Teka en Jaén de manera que podemos reparar y arreglar cualquier electrodoméstico de dicha marca y también de otros fabricantes de electrodomésticos. En caso de que tu producto se averíe y no se encuentre en garantía, estaremos encantados de atenderle para ofrecerle una solución económica para que su electrodoméstico vuelva a funcionar sin fallos tal y como lo hacía el primer día.

DOS AÑOS DE GARANTÍA LEGAL

Una vez realizada la compra de cualquier producto, el consumidor tendrá dos años desde la fecha de entrega para hacer reclamaciones por desperfectos o fallos de fabricación. Se trata de la garantía, que consiste en una reclamación que se puede realizar tanto al vendedor como al fabricante del producto. Y es que la ley establece que contamos con un periodo de dos años para protegernos ante este tipo de situaciones cuando compramos, por ejemplo, un electrodoméstico.

Durante los seis primeros meses desde que tenemos nuestro nuevo artículo el consumidor no tendrá que demostrar nada para la aplicación de la garantía. Pasado dicho periodo, es probable que se nos pida que demostremos que el fallo no lo hemos originado nosotros y que existía de origen. Además de la garantía legal, que es de dos años, existe la comercial. Esta suele ser una oferta adicional que funciona como extra a la establecida por ley y que es de carácter opcional.

¿QUÉ ES LO QUE CUBRE LA GARANTÍA?

Pero lo más importante, más allá de las diferencias entre la garantía legal y la comercial, es que sepamos lo que se nos cubre si el producto que hemos comprado todavía está en garantía. Lo primero que debemos tener claro es que si el producto cuenta con un defecto de fábrica o producido en el proceso de transporte, tendremos derecho a solicitar su reparación, sustitución o devolución. Sin embargo estos no son los únicos momentos en los que ejercer nuestra garantía:

  • Si el producto no se adapta a la descripción ofrecida también podremos hacer uso de la misma.
  • Otro caso tiene que ver con la calidad del artículo, que si es inferior a la que nos ofrecían en un principio también nos permitirá hacer uso de ella.
  • Si los fallos tienen que ver con la instalación por parte del vendedor también podemos usar la garantía.

Todos estos casos no conllevarán ningún coste para el consumidor por reparación o sustitución. De hecho, no se podrá cobrar nada tampoco en concepto de mano de obra, transporte o materiales. Eso sí, cualquier daño causado por el cliente no será cubierto por la garantía. Si quieres profundizar más sobre lo que puedes cubrir con la garantía de un producto, no te pierdas este artículo de la OCU en el que repasan lo imprescindible sobre las garantías.

Abrir chat
Powered by
Llamar Ahora
Localización