Es una tarea que no gusta a la mayoría de las personas pero a la que, obligatoriamente, hay que dedicar un tiempo específico cada semana. Estamos hablando de la limpieza del hogar, una actividad que nos robará bastante más tiempo del deseado si no la hacemos correctamente. Y es que, aunque parezca que se trata de una acción sin importancia, que no requiere de técnicas, hacerlo correctamente nos hará ahorrar una gran cantidad de horas de trabajo a lo largo de la semana.

Es el caso de las campanas extractoras, uno de los lugares de la cocina que más suciedad acumula y que más quebraderos de cabeza nos supone a la hora de limpiarla. Pero su cuidado es imprescindible ya que, de no hacerlo, puede llegar a dejar de funcionar y romperse definitivamente. En Fajardo Robles reparamos cualquier electrodoméstico en Jaén pero para que no tengas este problema con tu campana extractora, te ofrecemos algunos consejos para que sepas como limpiarla.

¿Cómo limpiar una campana extractora de acero inoxidable?

Últimamente está muy de moda comprar electrodomésticos de acero inoxidable. Y la verdad es que es que ofrecen un acabado muy elegante que queda de maravilla en prácticamente cualquier cocina. Sin embargo, es un material que requiere de un cuidado especial y que también atrae con bastante facilidad a la suciedad. Motivo por el que habrá que mantenerlo muy limpio si queremos que nos dure el máximo tiempo luciendo como nuevo.

En este sentido, el mejor consejo que te podemos dar es que recurras a limpiar este aparato con productos específicos que encontrarás en cualquier supermercado. De este modo, la limpieza será mucho más rápida y efectiva y no correrás el riesgo de hacerle daño con algún producto que resulte agresivo para el acero inoxidable. Ayúdate de un paño húmedo e intenta utilizar artículos que no resulten abrasivos, así podrás mantener tu campana de acero inoxidable más brillante que nunca.

Trucos para limpiar las campanas de la cocina

Esponja

Como material de limpieza es aconsejable utilizar una esponja que sea suave, evitando estropajos ásperos que puedan dañar el acabado de la campana. Buscamos limpiarla pero respetando su superficie e intentando no provocar ningún arañazo. Si no tienes un producto específico, puedes mezclar agua y lavavajillas.

Vinagre

Lo más seguro es que en alguna ocasión encuentres alguna mancha que se te resista. Esto sucede con más regularidad en caso de que dejes que pase bastante tiempo entre limpieza y limpieza de la campana, así que lo mejor es que le des un repaso cada semana. Para acabar con esas manchas difíciles puedes usar una mezcla de vinagre y agua tibia en partes iguales.

Antigrasas

La grasa es nuestro mayor enemigo si hablamos de campanas extractoras en la cocina. Muy pegajosa y completamente incrustada en ellas. Para eliminarla también puedes utilizar una mezcla de agua y lejía, que resulta perfecta para combatir a la grasa.

Además de estos trucos para limpiar las campanas de la cocina, ya sean de acero inoxidable u otro material, no es lo único que traemos hoy. También te ofrecemos este artículo de El Mueble en el que ofrecen 50 trucos de limpieza sencillos para poder limpiar toda la cocina sin dificultades. De manera que si se te resiste la limpieza de esta parte de tu casa y quieres agilizar el proceso, no dudas en echar un vistazo a los consejos caseros con los que limpiar la casa dejará de ser una pesadilla.

Abrir chat
Powered by
Llamar Ahora
Localización