Si hablamos de empresas de electrodomésticos y cuidado personal, probablemente una que nos venga a la cabeza sea la multinacional alemana Braun. Una de las más famosas del sector por la calidad de sus productos y sus cuidados diseños. ¿Sabías que se trata de una empresa que está cerca de cumplir su centenario? Cuenta con una gran historia detrás que hoy vamos a daros a conocer.

Si tienes algún producto de esta marca, lo mejor que puedes hacer para mantenerlo como nuevo es realizar mantenimientos de forma periódica y evitar así su deterioro. Para ello, puedes recurrir al servicio técnico Braun en Jaén ya que son profesionales que cuentan con el respaldo de la marca para manipular sus productos y arreglarlos en el caso de que presenten errores o se hayan averiado.

¿QUÉ ES BRAUN?

Braun es una compañía alemana de electrodomésticos de consumo para el hogar. Se trata de una de las marcas más conocidas mundialmente debido al cuidado diseño de sus productos y a la calidad de los mismos. Desde su fundación siempre ha apostado por la innovación. Actualmente centran su producción en artículos de afeitado y cuidado del cabello, cuidado oral, bajo la marca Oral-B, cuidado de la belleza, salud, alimentación y bebidas, y relojes y calculadoras.

EL CAMINO DEL ÉXITO

Comienzos

La historia de Braun comienza hace casi 100 años, concretamente en 1921. Fue entonces cuando Max Braun, mecánico e ingeniero, decidió fundar la compañía. La empresa se estableció en Franckfurt e inicialmente solo fabricaba componentes de radio. Desde sus inicios, Braun se caracterizó por sus ideas originales y soluciones innovadoras. En 1932 combinaron las radios y los tocadiscos en una sola unidad, lo que los convirtió en unos de los primeros en hacerlo de Europa.

Reconstrucción tras la guerra

En 1944, debido a la guerra las fabricas fueron destruidas prácticamente por completo. Esto obligó a la compañía a realizar un rápido proceso de reconstrucción. Fue en este momento cuando Max Braun se dio cuenta del potencial que había en los nuevos segmentos del mercado como la cocina y los electrodomésticos. Empezarían entonces a fabricar su famosa batidora de cocina Multimix y la primera máquina de afeitar en seco, lo que sentaría las bases de lo que sería el futuro de la empresa.

Nueva dirección

Max Braun murió de forma inesperada en 1951. Sería entonces cuando sus hijos Artur y Erwin se harían cargo de la gestión de la empresa. El objetivo de ambos era crear un nuevo tipo de empresa para la recién estrenada era moderna. Una empresa que respetase a sus clientes y empleados por igual. Además, ampliaron la gama de productos a fabricar con más electrodomésticos de cocina y productos para fotógrafos aficionados. Bajo la dirección de los hermanos, la empresa exhibía también una fuerte responsabilidad social.

Diseños únicos

Durante los siguientes años, los productos Braun comenzarían a ser famosos por todo el mundo y conocidos popularmente por sus cuidados diseños. De hecho, este nuevo camino les llevó a ser unos auténticos iconos en lo que al diseño se refiere. En 1955 llegaba Dieter Rams a la compañía como arquitecto aunque posteriormente diseñaría con éxito algunos productos. Esto llevaría a establecer un departamento de diseño en 1961 en el que Rams estaría al mando hasta 1995.

Éxito internacional

Gracias al reconocimiento y premios recibidos a nivel nacional e internacional, Braun se hizo mundialmente famosa. Esto estableció a la empresa como un icono del diseño industrial. La empresa, a día de hoy, forma parte de Procter & Gamble tras la adquisición de Gillete por su parte. Braun no es solo una marca, es un concepto que se ha construido a través de casi 100 años de duro trabajo y dedicación. Todo ello bajo una misma premisa: crear productos basados en el respeto por las personas y usando el diseño como un medio esencial para conseguir su objetivo.

Abrir chat
Powered by
Llamar Ahora
Localización