Los electrodomésticos son productos que, a día de hoy, son imprescindibles en nuestras vidas. Es por ello que siempre estamos preocupados por la duración de los mismos. De hecho, hay una creencia muy extendida sobre que los artículos de este tipo de hace unos años duraban mucho más que los modernos productos que se venden hoy en día. Y es que, no sería la primera vez que se nos rompe algo justo al finalizar su periodo de garantía.

Para que esto no suceda puedes hacer varias cosas al respecto. Lo primero, asegurarte de que el electrodoméstico que compras sea de buena calidad, algo que puedes conseguir haciendo caso a las directrices de la OCU, que ha realizado un estudio para conocer las marcas de electrodomésticos que duran más. Y, una vez tengas claras cuales son las mejores marcas, puedes seguir una serie de consejos para que estos productos alarguen su vida útil y te acompañen durante el máximo tiempo posible.

Las instrucciones, nuestro gran aliado

Al adquirir cualquier producto tecnológico, nuestra recomendación es que te leas su manual de instrucciones antes de ponerlos a funcionar. Estos documentos, que para muchas personas son mero adorno, nos enseñarán el funcionamiento del aparato, las precauciones que debemos tener y como proceder a usarlo de manera correcta. De este modo entenderemos lo que hay que hacer para usarlo bien y proteger así nuestra inversión.

Mantenimiento correcto

El mantenimiento de los electrodomésticos es una de las claves para que estos nos duren lo máximo posible. Mucha gente únicamente se preocupa de su nevera o microondas cuando deja de funcionar y, en muchos casos, esto hará que tengamos que gastar más dinero y tiempo. Para evitarlo, es aconsejable que realices mantenimientos al producto tú mismo o a través de un lugar especializado. Así tu electrodoméstico estará comprobado y funcionará como el primer día.

Servicios técnicos oficiales

Los servicios técnicos oficiales como Fajardo Robles Electrodomésticos son tu mejor aliado para realizar los mantenimientos que hemos comentado anteriormente. Y, además, en caso de que se te haya roto alguno de estos aparatos, antes de lanzarte a comprar otro puedes llevarlo a un servicio técnico oficial para saber si puede ser reparado. La gran mayoría de veces la reparación es mucho más económica que hacerse con un nuevo electrodoméstico y nos dejarán nuestro producto prácticamente como nuevo.

Limpieza frecuente

Dentro del mantenimiento que podemos darle nosotros mismos a estos productos, una parte clave para que duren lo máximo posible es la limpieza. Es algo que jamás debes dejar de lado ya que resulta fundamental. Intenta limpiarlos de manera regular y evitar así que la suciedad pueda deteriorar y dañar el funcionamiento de electrodoméstico. Presta especial atención en las zonas de ventilación y que no se taponen para que funcionen correctamente siempre.

Di adiós a los ladrones

A nivel eléctrico, muchos de estos productos consumen más de lo que deberían. Esto se debe a que, aún estando apagados, permanecen en ‘stand by’ consumiendo una energía que es totalmente inútil. Utiliza regletas para los electrodomésticos que no vas a estar usando todo el rato. Además, presta atención al estado de los cables y enchufes y procura no tirar de ellos cada vez que los desconectes de la red eléctrica. De este modo ahorrarás en tu factura de electricidad, evitarás que sufran una sobrecarga eléctrica y aumentarás su tiempo de vida.

Abrir chat
Powered by
Llamar Ahora
Localización